Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Más información

Las empresas españolas figuran entre las diez primeras posiciones mundiales en las principales certificaciones: calidad, gestión ambiental, seguridad de la información y alimentaria, gestión de la energía o calidad de servicios de TI, entre otras.

Como cada año, la Organización Internacional de Normalización (ISO) elabora un informe que muestra la evolución de la certificación de sistemas de gestión en el mundo. Este informe, denominado ISO Survey, es el referente mundial en certificaciones de sistemas de gestión de acuerdo con normas internacionales ISO y se publica cada año con datos actualizados de todos los países. Las certificaciones analizadas van desde las más tradicionales, como gestión de la calidad o gestión ambiental, hasta las más novedosas, como seguridad de la información, calidad de servicios de tecnologías de la información (TI), gestión de la continuidad del negocio o seguridad vial, entre otras.

Según este informe, en el mundo hay más de 1,5 millones de organizaciones certificadas, lo que demuestra que las empresas e instituciones ven en la certificación una eficaz herramienta de mejora de su competitividad, que contribuye a generar confianza. El ISO Survey recoge, así, la clasificación internacional en certificaciones y las empresas españolas figuran en el top ten mundial de las principales.

Evolución de certificados

(*) El descenso en el número de certificados se debe a que algunos países han modificado la forma de facilitar sus datos para elaborar este informe.

Los certificados concedidos de acuerdo con la Norma ISO 9001 de Sistemas de Gestión de la Calidad siguen siendo los más numerosos y superan el millón de certificados en 189 países. Según el ISO Survey, España se mantiene como el séptimo país del mundo y cuarto de Europa, con 31.984 reconocimientos. Este certificado acredita que la organización cumple con los requisitos que establece la Norma ISO 9001 y que ha implantado un Sistema de Gestión de la Calidad que apuesta por la mejora continua. Tres son sus principales ventajas: mejora los procesos y elimina los costes —incluidos los directamente monetarios— de la no calidad; logra una mayor implicación de los profesionales al conseguir el trabajo bien hecho y de forma sostenible y, además, conlleva una mayor convicción en la transmisión del compromiso con la calidad a todos los públicos de una organización.

Por su parte, ya son 362.610 los certificados según la Norma ISO 14001 de Sistemas de Gestión Ambiental en 181 países. Esta certificación, que creció un 5 % en 2017, reconoce a aquellas organizaciones que implantan esta norma que ayuda a prevenir los impactos ambientales, utilizando los medios necesarios para evitarlos, reducirlos o controlarlos. Todo ello siempre en equilibrio con la racionalidad socioeconómica y apostando por la mejora continua. Además, este certificado permite transmitir compromiso de forma directa y creíble, obtener beneficios económicos por la optimización del consumo de energía, materias primas y agua, y por la mejora de los procesos, y reducir riesgos legales. Las empresas españolas son las quintas del mundo y terceras de Europa, con 13.053 certificados.

 

Certificaciones TIC

Los datos arrojados por el ISO Survey indican que hay un total de 39.501 certificados ISO/IEC 27001 en 160 países, 5.005 según la ISO 20000-1 en 85 países, y 4.281 según la ISO 22301 en 84 países.

España ocupa el décimo puesto en el mundo y quinto en Europa con 803 certificados ISO/IEC 27001. Esta certificación ayuda a las organizaciones a proteger y reforzar sus sistemas de información, permitiéndoles acreditar que han implantado un conjunto de controles adecuados para asegurar la confidencialidad, integridad y disponibilidad de su sistema de información. En cuanto a los certificados ISO 20000-1 de Gestión de la Calidad de Servicios de Tecnologías de la Información (TI), con 197 certificados España se sitúa sexta en el mundo y segunda en Europa. La certificación ISO 20000-1 persigue el uso óptimo de las infraestructuras TI para la excelencia en la prestación de los servicios a los clientes, garantiza que los entornos de TI de una organización se administran de forma adecuada y que reciben servicios tecnológicos de alta calidad. Por otra parte, con 82 certificados, España ocupa el noveno puesto en el mundo y el tercero en Europa por número de certificados según ISO 22301 de Sistemas de Gestión de Continuidad de Negocio.

El informe ISO Survey es el documento de referencia empleado en todo el mundo para conocer la situación del mercado de la certificación internacional. Los datos incluidos en el estudio de 2017 ponen de manifiesto una vez más que la certificación es una herramienta de competitividad empresarial que contribuye a mejorar el conocimiento de la organización, a aumentar el compromiso del personal y a transmitir confianza a todos los públicos

Últimos proyectos