Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Más información

El estándar ISO 37301 puede utilizarse:

  • Para generar superestructuras de cumplimiento que engloben el control y cumplimiento de diferentes áreas de obligaciones bajo una misma estructura. Por ejemplo, integrar la prevención del delito corporativo, el cumplimiento ambiental, o la protección de datos, en un solo sistema. Pudiendo, en definitiva, certificar que existe un sistema integrado de gestión que engloba distintos ámbitos, lo cual no era posible hasta ahora.
  • Para acoger bajo su estructura una concreta área de obligaciones para la que una organización quiere crear un entorno de control bajo prácticas reconocidas internacionalmente y para la que no existen estándares en su ámbito particular. Por ejemplo, el cumplimiento con la legislación en materia de competencia, o en materia de consumidores y usuarios, para la prevención del blanqueo de capitales, etc.

El estándar ISO 37301 adopta, al igual que el resto de los estándares de sistemas de gestión, la estructura de alto nivel (HLS) desarrollada por ISO para mejorar el alineamiento entre sus normas nacionales e internacionales.

 

Ello implica que las organizaciones que ya cuenta con otros estándares implementados como UNE 19601, ISO 37001, ISO 14001, ISO 45001 o ISO 27001 pueden integrar fácilmente sus sistemas de gestión dentro de una superestructura de cumplimiento siguiendo el estándar ISO 37301.

Últimos proyectos